jueves, 11 de abril de 2013

Del reves

Hoy me levanté y tenía el ombligo en la espalda.
Cómo no me había dado cuenta que el cuerpo estaba en rebelión?
Mientras tanteaba el abdomen sin el pozo vital,
me cuestioné seriamente si el ombligo...no tendría razón.
Que estoy haciendo a las 5 de la madrugada con estos planteos?
Me levanté, y creció el asombro.
 El ombligo tenía más fuerza que todo el cuerpo
 y me hizo caminar en otro sentido.